top of page

INFORMACIÓN
Y CONTEXTO

Información y documentación en relación a acusaciones de mujeres que pertenecieron al Opus Dei en Argentina

CONTEXTO
SOBRE EL CASO

Este espacio fue creado para informar sobre cuestionamientos que la Prelatura del Opus Dei recibió a través de diferentes medios de comunicación respecto a la situación laboral y personal de un grupo de mujeres (ex numerarias auxiliares) mientras fueron parte del Opus Dei en Argentina, la mayoría durante los años ‘70 y ‘80.   

 

El Opus Dei respeta la voz de las mujeres que han realizado los cuestionamientos y su principal interés siempre ha sido lograr escuchar, acompañar y generar un canal de diálogo que permita comprender en profundidad cada experiencia, para dar una respuesta adecuada a cada una de ellas. 

LÍNEA DE TIEMPO 
DE LOS ACONTECIMIENTOS 

Septiembre 2020

El abogado Sebastián Sal se comunica informando que 43 mujeres que fueron miembros de la Prelatura debían regularizar los aportes previsionales durante los años que fueron miembros del Opus Dei. Se lo recibe, pero el abogado se rehúsa a dar información que permita conocer la situación particular de cada una.

5 de Noviembre, 2021

El Vicario Regional se reune con el abogado Sebastián Sal, con actitud abierta y de escucha con el fin de abrir caminos de diálogo. Sin embargo, a pesar de la disposición de parte de la Prelatura por abrir canales que permitieran comprender los argumentos y los detalles de la situación de cada una de esas personas, no se ha podido conocer y tratar cada caso personal e individualmente, generando un impedimento para dar una respuesta adecuada a cada persona.

Septiembre, 2022

Numerarias auxiliares de todo el mundo redactan una carta para pedir respeto por su elección de vida.

“Somos miles de mujeres que vivimos la vocación de numeraria auxiliar con libertad y alegría. Somos plenas y felices dedicando nuestra vida a cuidar a otras personas, lo elegimos cada día como el primer día o incluso más.”

Abril 2021

El abogado lleva el caso a los medios de comunicación y realiza nuevas acusaciones algunas de ellas falsas y sacadas de contexto.

23 de Junio, 2022

Se crea la comisión de escucha.

Ante la ausencia de requerimientos judiciales contra la Prelatura del Opus Dei, notificación de denuncia ante las autoridades eclesiásticas o canales de diálogo fructíferos a través del vocero de las mujeres, la Prelatura tomó la iniciativa de reunir todos los elementos posibles sobre los hechos y conductas que se señalan en las acusaciones públicas, para que no se agoten sólo en ellas, sean valorados en su contexto y se tomen las medidas pertinentes a cada caso, si correspondieran.

Diciembre, 2022

Creación de la Oficina de Sanación

y Resolución.

A partir de la experiencia sanadora que el proceso de escucha tuvo para las personas que han acudido, el Vicario de la Región del Plata decidió constituir una Comisión de Sanación y Resolución permanente abierta a personas que pertenecieron al Opus Dei, que quieran acercarse para resolver alguna cuestión concreta o conversar sobre sus vivencias en la Prelatura.

DISTINCIÓN
DE LOS CUESTIONAMIENTOS

Es necesario aclarar que los cuestionamientos realizados desde el año 2020 sólo se han hecho a través de los medios de comunicación y no en la Justicia, frente a la que la Prelatura está a total disposición. También que los cuestionamientos realizados revisten diferente gravedad y la Prelatura tiene posiciones distintas frente a ellas:

Cuestionamientos respecto a la situación laboral y personal:

Las mujeres han manifestado supuestos faltantes en sus aportes jubilatorios durante el periodo en el que trabajaron para las residencias donde viven miembros del Opus Dei. Por otro lado, también han relatado supuestas malas experiencias en la convivencia con otros miembros del Opus Dei mientras fueron Numerarias Auxiliares.     

 

Frente a estos cuestionamientos y frente a la ausencia de reclamo formal en la Justicia, notificación de denuncia ante las autoridades eclesiásticas, o canales de diálogo fructíferos a través del abogado que dice representar a las mujeres, la Prelatura creó una Comisión de Escucha y Estudio a través de la cual se buscó entender y dar una respuesta adecuada a cada persona.

Acusaciones de reclutamiento y reducción a servidumbre:

Las supuestas acusaciones son totalmente falsas y hacen referencia engañosa y descontextualizada a una iniciativa socioeducativa llamada ICES, que fue aprobada y fiscalizada por todas las autoridades estatales competentes durante más de 40 años. 

POSICIÓN 
FRENTE A LOS
CUESTIONAMIENTOS

 Frente a los cuestionamientos   respecto a la situación 
laboral y personal 

Habiendo dejado transcurrir un tiempo prudencial desde el reclamo público y canales de diálogo fructífero a través del abogado que dice representar a las mujeres, se buscó generar un ámbito concreto que permitiera conocer con mayor detalle esas experiencias y el contexto en el que habrían tenido lugar, a partir de una mejor comprensión de lo sucedido y para poder adoptar así medidas de ayuda en los casos que correspondiera. Así fue que se creó una Comisión de Escucha y Estudio durante los meses de julio y septiembre de 2022.

 

La Comisión estuvo abierta a mujeres que realizaron los reclamos, pero también a quienes vivieron y trabajaron con ellas y que quisieran dar su punto de vista, así como a las personas con responsabilidades de dirección en la Prelatura durante esos años. Se llevaron  adelante un total de 151 entrevistas, de las cuales 30 han sido con personas que fueron miembros del Opus Dei, entre ellas algunas de las mujeres que realizaron las declaraciones; 111 con actuales miembros del Opus Dei, y 10 con personas que nunca pertenecieron a la institución.

 

El proceso de escucha mostró ser sanador para quienes participaron ya que permitió escuchar y acoger a quienes se sintieron afectadas y llevar adelante acciones de reparación en esas situaciones específicas.

 

A partir de la experiencia sanadora que el proceso de escucha ha tenido para las personas que han acudido, el Vicario de la Región del Plata decidió constituir una Oficina de Sanación y Resolución permanente (escucha.ar@opusdei.org) abierta a personas que pertenecieron al Opus Dei, que quieran acercarse para resolver alguna cuestión concreta o conversar sobre sus vivencias en la Prelatura. 

 

Al mismo tiempo, y como resultado de las recomendaciones que la Comisión de Escucha y Estudio ha realizado a partir de los testimonios recibidos durante ese proceso, el Vicario Regional decidió:

 

  • Crear un equipo de trabajo permanente, denominado Oficina de Sanación y Resolución, como facilitador de un espacio de diálogo para canalizar la resolución personalizada de posibles reclamos y propiciar procesos de sanación. 

 

  • Solicitar a las Asociaciones Civiles que promueven los proyectos educativos, formativos, asistenciales o solidarios, inspirados en las enseñanzas del Opus Dei, que continúe revisando las cuestiones laborales y previsionales de las personas que allí trabajan.

  • Respecto al acompañamiento espiritual de las numerarias auxiliares, se iniciará un proceso de análisis para asegurar mejor la necesaria distinción de ámbitos correspondientes al plano espiritual y al profesional.

 

  • Intensificar la formación específica de las personas que acompañan en el proceso de discernimiento vocacional, capacitándolas más ampliamente para esa tarea. 

 

  • Actualizar los convenios entre la Prelatura y las entidades civiles que solicitan el acompañamiento pastoral del Opus Dei para determinados proyectos educativos, formativos, asistenciales o solidarios, poniendo especial énfasis en el desarrollo de buenas prácticas laborales, siguiendo los principios de la ética social católica.

 

Al mismo tiempo, en el marco de estas resoluciones, el Vicario Regional, además de hacer suya la petición de perdón por las heridas que se hayan provocado, también ha querido manifestar un profundo respeto y agradecimiento a todas las numerarias auxiliares y a todas las personas que en el presente o en el pasado han realizado con generosidad y cariño la valiosa tarea del cuidado de las personas y la creación de un ambiente de hogar cristiano.

 Frente a las acusaciones de reclutamiento y reducción a servidumbre: 

Estas acusaciones son totalmente falsas y hacen referencia engañosa y descontextualizada a una iniciativa socioeducativa llamada ICIED (luego ICES) que fue aprobada y fiscalizada por todas las autoridades estatales competentes durante más de 40 años

¿QUÉ FUE EL ICIED?

(luego conocido como el ICES)

El instituto fue creado por la Asociación para el Fomento de la Cultura (AFC) en 1973 como un plan de Ciclo Básico de escuela media (1° a 3°, 13 a 15 años) de modalidad técnica especializado en Administración de Servicios en hogar e instituciones. Teniendo en cuenta el contexto socio-cultural de esos años, en el que muchísimas chicas de contextos vulnerables sólo terminaban la escuela primaria, se consideró importante desarrollar una iniciativa que ofreciera una opción gratuita que permitiera transitar un ciclo de escuela media (para luego poder finalizar la secundaria en otra institución) y, además, dar formación técnica para un oficio. 

 

La única intención era contribuir a la escolarización y a la capacitación técnica de la mujer, particularmente en áreas carenciadas, facilitando el acceso a la educación de todos los sectores y zonas, para ampliar sus posibilidades y oportunidades de trabajo, en línea con las recomendaciones que los Organismos Internacionales realizaban durante aquellos años.

Plan de estudios

El Plan de estudios se desarrolló con el objetivo de armonizar la preparación técnica −eminentemente práctica− con una formación humana y cultural de buen nivel. 

 

Para concretar el proyecto, se revisaron los planes de estudio del nivel medio técnico vigentes en el país en aquel momento, con el propósito de elegir el que mejor se ajustara a los objetivos propuestos, y fuese susceptible de posibles y sucesivas modificaciones. Se optó por el denominado Ciclo de Profesiones Femeninas, de tres años de duración, con la modificación del núcleo de Actividades Prácticas y añadiendo un internado, lo que fue autorizado por la Superintendencia Nacional de la Enseñanza Privada (SNEP).

Planes de Estudio de Escuelas Nacionales de Educación Técnica
Planes de Estudio de Escuelas Nacionales de Educación Técnica

Las modificaciones realizadas tenían el objetivo de ofrecer a las jóvenes que lo desearan capacitación y especialización en las profesiones vinculadas con las tareas domésticas, con la posibilidad de elevar su nivel de formación luego de terminar sus estudios primarios, y hacerlo a través de un plan sistemático de capacitación y especialización profesional creciente en el nivel medio, que pudiera alcanzar validez nacional.

Efectivamente, la SNEP reconoció el Instituto ICIED bajo la identificación de registro B-741, autorizando que al plan escogido se añadiera un programa complementario al Ciclo Básico de doble escolaridad, mediante la adaptación del núcleo de actividades prácticas, en orden a la capacitación del alumnado en la administración del hogar e instituciones. 

De esta manera, el Plan de Estudios -que fue reconocido definitivamente en 1983 como una carrera nueva en el país, de breve duración, en el nivel medio incompleto y de modalidad técnica- se llamó Plan Administración de Servicios en Hogar e Instituciones y tuvo como características principales: 

  • Duración de tres años lectivos, en la sede del ICIED −correspon- dientes al Ciclo Básico común de la enseñanza media en el país−, a los que se añade un cuarto año, de carácter optativo, a desarrollarse en otra sede reconocida por el ICIED, para el desarrollo de un periodo intensivo de prácticas laborales.

  • La asignaturas del plan se distribuían en tres áreas: científica, humanista y estético-expresiva, con un total de treinta horas semanales para el primer año, y de treinta y una horas, tanto para el segundo como para el tercer año.

  • Un sistema de prácticas laborales a desarrollarse en forma rotativa, en los departamentos de Alimentos, Limpieza y mantenimiento, Ropa y Recepción; 

  • Otorgación de certificados según la modalidad de especialización, al que se añade otro, opcional, de complementación profesional.

Aprobaciones oficiales
e inspecciones 

Como se ha mencionado anteriormente, el ICIED fue un Centro de Enseñanza media, oficial, de gestión privada, dependiente del Consejo Nacional de Educación Técnica (CONET) y de la Superintendencia Nacional de la Enseñanza Privada (SNEP),  autorizado por el Ministerio de Cultura y Educación entidad que otorga el reconocimiento oficial de todos los planes de estudios del país.

 

En  1994, por legislación oficial, como pasó a depender de la Provincia de Buenos Aires por hallarse emplazado en ella, en la localidad de Bella Vista, en dependencia directa de la Dirección Provincial de Escuelas de Gestión Privada (DIPREGEP).

 

Primera aprobación del Ministerio de Cultura y Educación de la Nación:

Aprobación del ICIED por parte del Ministerio de Cultura y Educación de la Nación
Aprobación del ICIED por parte del Ministerio de Cultura y Educación de la Nación

A partir de 1973, como corresponde a toda institución educativa oficial, se llevaron a cabo controles por parte de inspectores de la Superintendencia Nacional de la Enseñanza Privada (SNEP), para la evaluación del proyecto educativo, dejando constancia de las mismas en las respectivas Actas de Inspección. En ellas se hace referencia a la apreciación de los distintos aspectos (académico, profesional y administrativo). Recogemos aquí algunos testimonios:

«El contacto con las alumnas en el aula y durante el desarrollo de sus clases prácticas me permite comprobar el nivel de eficiencia con que se desenvuelve la actividad escolar. Me retiro muy bien impresionada por la seriedad con que se ha iniciado esta importante obra de promoción juvenil»

María del Carmen Muratorio,

interventora del Consejo Nacional de Educación. 1973.

«El análisis de los aspectos observados permite establecer que:

1) es indudable que el proceso enseñanza-aprendizaje tiende al logro del perfil moral y profesional;

2) en las realizaciones teóricas-prácticas se integran los objetivos que hacen al logro de las conductas deseables»

Nelly Castillo de Hiriart, 

jefa del Sector Técnico Pedagógico

de la SNEP. 1977,

«Es deseable que la acción no solo docente sino social que desarrollan no decaiga y continúe para bien de nuestra sociedad y del país en general»

C. Leone,

Supervisor Docente de la SNEP. 1984

«Del análisis de los distintos aspectos observados en el desarrollo curricular se aprecia que se ha dado cumplimiento en forma altamente satisfactoria a los objetivos correspondientes al plan de evaluación de la experiencia. Se estima asimismo que la labor pedagógica refleja la acción coordinada y coherente con los principios y objetivos enunciados en el plan»

Herminia Wasserzug y Fanny F. Mountfor,

Supervisoras de la Sección Técnica Pedagógica  de la SNEP.

12 de diciembre de 1978.

«Considero que la visita al ICIED ha sido altamente provechosa para verificar el nivel de preparación general y profesional de las alumnas, quienes demuestran en sus actividades diarias la formación moral y espiritual que han alcanzado en el transcurso de la aplicación del Plan; dejo mi estímulo al cuerpo docente, Instructoras y Preceptoras que han logrado el cumplimiento de tan alto objetivo como es formar mujeres dignas para Dios, para sí y su familia»

Angela Betty Killian,

Supervisora Pedagógica de la SNEP. 1982.

Esta valoración del ICEID por parte del Estado argentino como institución de gran aporte social, se vio materializada en que el Estado concedió, en un principio, como aporte estatal, el 70% de los sueldos del personal docente del ICIED. Esta subvención asciende al 100% -para los cargos de planta funcional- en 1983. El hecho de que el Estado se haya hecho cargo progresivamente de los sueldos del profesorado era un reconocimiento implícito de la importancia social del trabajo desarrollado en el Instituto.

Recomendaciones
de ONU Mujeres en 1982

En 1982, la necesidad prioritaria de profesionalizar y cualificar a la mujer con el enfoque elegido por el ICIED, se reafirmaba en la publicación de las Conclusiones o Recomendaciones del Primer Congreso Nacional del Decenio Internacional de las Naciones Unidas para la Mujer, a cargo de la Comisión Nacional Asesora para el Programa del Decenio Internacional de la Mujer, celebrado en Buenos Aires los días 17, 18 y 19 de noviembre de ese año 1982.

Entre las Observaciones y recomendaciones generales del “Área Cultural Educación” se considera que «es necesario preservar y asegurar la formación y desarrollo integral de la mujer a través de la educación ya que la misma es un factor muy valioso en el desarrollo de los pueblos» y que «no existe un relevamiento actualizado en el área de la educación de la mujer y el mercado laboral» (1). Por ello, entre las Recomendaciones de este mismo Sector, figuran concretamente: «1. Impartir la enseñanza de acuerdo con los principios de la educación personalizada para asegurar el pleno desarrollo de la mujer como persona y como agente renovador constructivo de la sociedad»; «4. Aumentar el número de Centros que atienden a la alfabetización y capacitación técnica de la mujer, particularmente en áreas carenciadas»; «7. Complementar los planes de enseñanza de modalidad técnica con una formación humanística que afiance los valores morales y culturales de la nacionalidad».

 

Entre las Observaciones y recomendaciones generales del “Área Cultural Empleo” se destaca la Consideración de que −refiriéndose al país en general− «la sociedad no valora suficientemente la función social de la mujer en el hogar y que hay una evidente subestimación de las tareas domésticas realizadas por estas en hogares ajenos»; y que «es necesario ampliar las posibilidades de trabajo −dentro de la propia región− de acuerdo con las demandas socio-económicas y las características peculiares propias»; así como también que «no existe sistematización de estudios dedicados específicamente a la mujer en forma integral»; se afirma también que «si bien la legislación nacional en materia de trabajo prevé adecuadamente los problemas específicos de la mujer, aún existen falencias en algunas áreas de la seguridad social y de la protección de la madre trabajadora».

Entre las Recomendaciones emanadas, destacan como acciones prioritarias:

 (1) Republica Argentina, Presidencia de la Nación, Secretaría de Cultura, Primer Congreso Nacional del Decenio de las Naciones Unidas para la Mujer, Conclusiones y Recomendaciones de las Áreas Culturales Educación, Salud y Trabajo, Comisión Nacional Asesora para el Programa del Decenio Internacional de la Mujer, Buenos Aires, 17,18 y 19 de noviembre de 1982 (Resolución n. 3520 de la Asamblea General de las Naciones Unidas y Resolución n. 220 de la Asamblea General de los Estados Americanos; Resolución n. 986/80. Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación y Decreto n. 2139/80), p. 7. 

1

Revalorizar la labor de la mujer en el hogar teniendo en cuenta su misión insustituible, solicitando a las autoridades competentes, la aplicación de un sistema de retribución y de seguridad social, cuando su dedicación al hogar sea exclusiva

2

Incluir, dentro de las estadísticas oficiales, el trabajo de la mujer, en el hogar, como trabajo productivo

3

Jerarquizar el trabajo de las auxiliares del hogar y posibilitar su cualificación profesional, arbitrando también los medios para difundir y lograr el control de la aplicación de las leyes de previsión social

12

Promover la capacitación integral de la mujer para que cumpla con eficiencia las exigencias de la atención y administración de su hogar y pueda responder satisfactoriamente a nuevas ofertas laborales.

Naciones Unidas reso 3520_Página_001.jpg

Valoración
de los Medios de Comunicación 

También medios gráficos y audiovisuales se hicieron eco de la iniciativa en distintos momentos, en todos los casos resaltando el valor social del instituto y remarcando la originalidad de su Plan de estudios y la seriedad profesional con que estaba encargada la tarea educativa. Esto no sólo es una muestra de la valoración de la propuesta sino de la transparencia con la que se llevaba adelante.

Artículo sobre el ICIED en El Litoral
Artículo sobre el ICIED en La Nación
Artículo sobre El ICIED en La Prensa
Artículo sobre el ICIED en La Nación

Transformación a ICES en 1994

Los cambios culturales, el auge de la hotelería y el turismo, el nivel de capacitación alcanzado por las alumnas ahora más orientado, llevan a quienes trabajan en el centro educativo a proponer a la Superintendencia Nacional de la Enseñanza Privada un cambio de nombre del Instituto. La Superintendencia aprueba la nueva denominación “Instituto de Capacitación para Empresas de Servicios”. El ahora ICES deja de ser un ciclo básico de escuela media para transformarse en un Polimodal (3 últimos años del secundario, 15 a 18 años) con modalidad en Producción de Bienes y Servicios, con orientación en Hotelería. Este cambio hizo posible que las alumnas pudieran terminar el colegio secundario y se incorporaran al ICES con pase de otros secundarios en donde habían completado el primer ciclo. El título de “Diploma en Educación Polimodal en Modalidad de Producción de Bienes y Servicios con Orientación en Hotelería” habilitaba a las alumnas para realizar estudios terciarios o universitarios y garantizaba que la egresada había alcanzado una capacitación profesional especializada, agilizando la inserción laboral.